V Encuentro de la Red de RSU AUSJAL La inserción del enfoque de RSU en los procesos formativos

Por Daniela Gargantini - Coordinadora regional Red RSU-AUSJAL

Se dice popularmente que nada reemplaza al encuentro presencial y para el caso particular de la Red de Responsabilidad Social Universitaria de AUSJAL esta máxima se concretiza cada dos años, pero se nutre del esfuerzo sostenido de trabajo colectivo llevado a cabo a través de foros virtuales y ejecución de proyectos y sub-proyectos en torno al fortalecimiento de la institucionalización del enfoque de RSU en nuestros contextos universitarios.
Desde esta metodología de trabajo y tras 65 foros virtuales realizados desde el año 2007, la Red de RSU y sus 25 universidades integrantes nos hemos reunido en el V Encuentro de Homólogos de RSU-AUSJAL que se desarrolló en la Universidad Centroamericana (UCA) de Nicaragua del 23 al 25 de setiembre pasados, y tuvo como eje de trabajo la inserción curricular del enfoque de RSU en los procesos formativos.

Como objetivos centrales se establecieron:
       Socializar y revisar el proceso de ajuste, integración y aplicación del Sistema de Autoevaluación de la RSU en AUSJAL en su segundo levantamiento;
       Presentar el Manual de Buenas Prácticas de inserción curricular y gestión académica desarrollado a partir de la sistematización y análisis de experiencias aportadas por las universidades;
       Discutir y perfilar, junto con los encargados de formación docente, el Programa de Formación para académicos y directivos de las universidades, como espacio que favorecerá la inserción curricular del enfoque de la RSU en las universidades;
       Consensuar el plan de trabajo de la Red para el período 2014-2016 en función de los resultados previstos en la Segunda etapa del Proyecto de Fortalecimiento institucional de la RSU en AUSJAL.

Como conferencistas centrales se contó con la participación del Prof. Aurelio Villa de la Universidad de Deusto (España) el cual presentó el modelo de Innovación Social Universitaria Responsable: ISUR. Dicha conferencia se complementó con los aportes de la Prof. Nieves Tapia de CLAYSS (Argentina) sobre las concepciones de RSU y evaluaciones desde dicho paradigma presentes en América Latina y el mundo.
Se resaltaron aspectos claves como la necesaria consideración de la RSU como competencia organizacional, así como las estrategias docentes e institucionales necesarias para que el enfoque nutra y modifique los actuales planes curriculares, a fin de transformar los esquemas formativos que ofrecemos.
A partir de estos y otros avances, se debatió en mesas de trabajo conformadas por homólogos y encargados de la formación docente de las universidades participantes y se avanzó en la definición del esquema preliminar del Programa de Formación para docentes y directivos en clave de RSU. Así, se debatieron los objetivos a alcanzar, la estructura del programa, los módulos a impartir, los contenidos temáticos de cada uno, las metodologías propuestas, la forma de gestión del programa y el cuerpo docente disponible, entre otros puntos de interés.
Estos ejes fueron consensuados preliminarmente y se acordó la definición de un nuevo subproyecto que se elaborará durante el 2015 y se implementará en el 2016. El mismo será vinculado al diseño del Programa formativo como oferta de carácter modular, acreditable internamente por cada universidad, destinado a la formación de formadores, de carácter semipresencial y con una coordinación general y coordinadores locales en cada universidad. La conducción de dicho proceso quedó a cargo de referentes de formación docente de la Universidad Iberoamericana de México (Prof. Juan Carlos Ramírez Robledo), de UNISINOS- Brasil (Prof. Ederson Locatelli) y de la Universidad Católica de Córdoba- Argentina (Prof. Olga Bonetti).
Junto con estos acuerdos se consensuó culminar el proceso de recopilación, sistematización y lectura pedagógica de las buenas prácticas docentes y de gestión académica recogidas (Manual de Buenas Prácticas) como insumo al Programa formativo, así como avanzar en la aplicación de la segunda autoevaluación de la RSU a fin de volver a mirarnos, y poder dar cuenta de cuán coherentes estamos siendo con la misión de formar en ciencia, pero con conciencia y compromiso con la transformación de nuestros contextos, en clave de equidad y justicia social.