Olimpíadas en Mar del Plata

Por Puri Ripamonti*

Cada comienzo de ciclo se arranca con muchas expectativas y se entrena, entre otras cosas, pensando en las olimpiadas. Este evento implica mucho más que una competencia deportiva y un viaje, porque allí se generan cuestiones que hacen crecer al grupo en la parte humana.
Este año, las olimpiadas se desarrollaron durante los días 9, 10, 11 y 12 de septiembre en la ciudad de Mar del Plata. El torneo es corto pero muy intenso y, en este caso, participaron equipos de universidades de Santa Fe, Buenos Aires, Tucumán, Tandil y de la ciudad anfitriona. Las disciplinas fueron básquet, voley, hockey y fútbol masculino y femenino. Todos los participantes nos congregamos y jugamos en el mismo predio del Club de Empleados del Banco de la Provincia de Buenos Aires, ubicado en Parque Camet, en la ciudad de Mar del Plata.
En la disciplina hockey se jugaron 3 partidos por día. Nos enfrentamos con Santa Fe, Buenos Aires, Tucumán, Mar del Plata y Tandil. Dentro de la cancha se vive una competencia: momentos de bronca, tristeza, tensión, nervios; pero fuera de la cancha es distinto, se conoce mucha gente y se comparten charlas, mates y experiencias.
Yo hace cuatro años que soy la capitana de este excelente grupo y, a pesar de que el equipo varía año a año, la gente que se acerca tiene las mismas expectativas que tienen que ver con venir a divertirse, hacer amigas y practicar deporte. Mi deber como capitana es, simplemente, organizar el grupo y que nos pongamos de acuerdo, lo que a veces se vuelve complicado teniendo en cuenta que somos todas mujeres.
Fuera de la cancha tengo una relación de amistad y mis compañeras saben que pueden contar conmigo para lo que sea. Adentro, soy una jugadora más que alienta y ordena un poco el juego para que hagamos un lindo partido. En Mar del Plata salimos segundas y fue una satisfacción hermosa, aunque nunca dejo de destacar que en este deporte lo que más importa es la actitud más que el resultado.
Hace muchos años que pertenezco al equipo y es una de las experiencias mas lindas que me dejo la Universidad. Hoy me tengo que despedir porque me recibí, pero siempre voy a ser parte de alguna forma de esto.
Agradezco el trabajo y el esfuerzo de los entrenadores que nos acompañan día a día y el compromiso de las autoridades que hacen posible las olimpiadas.

*Estudiante de Farmacia y capitana del equipo de hockey de la UCC